Prensa
La trampa que se convirtió en negocio: cepos en San Lorenzo

16-07-2018

Desde diciembre del 2017, San Lorenzo sumó otro problema para los ciudadanos que transitan por sus maltrechas calles; los cepos de la empresa SL Parking. El sistema de control del estacionamiento manejado por esta firma se convirtió en un infierno para los automovilistas. El consorcio elegido por la Municipalidad de San Lorenzo se queda con el 75% de las ganancias que dejan los tickets y las multas, sin que el contrato le exija una contribución de inversión a la ciudad. Lo que se presentó como una solución de ordenamiento vehicular, terminó siendo un suculento negocio. Así funciona la gran trampa sanlorenzana:

Pasaron 5 minutos desde que Yohana Montanía dejó estacionado su vehículo sobre la calle San Lorenzo, apenas a una cua­dra de la Municipalidad san­lorenzana. Cuando volvió,ya encontró el cepo por la rueda de su automóvil. No tenía a quién pedirle la boleta del estacionamiento, ni vio un “cuidador” alrededor. Un equipo periodístico de GEN estuvo en el lugar y grabó todo lo que ocurrió. Este es el nuevo sistema controlado por la empresa SL Parking.

En teoría, la operativa de esta firma iba a ser simple e iba a beneficiar a los ciudadanos; cada 3 cuadrasse instalaría un punto de venta de los tickets para poder estacionar en los lugares habilitados. Además, un controlador estaría ubicado cada 2 cuadras para poder fis­calizar los vehículos estacio­nados, de tal modo que los con­ductores tengan una licencia de al menos 10 a 15 minutos entre dejar sus automóviles e ir a buscar el ticket. Todo ten­dría que funcionar como un reloj suizo. Sin embargo, la realidad en estos 6 meses fue muy distinta.

Yohana Montanía ,Rosa Rodríguez y Emilio Centurión.
Yohana Montanía ,Rosa Rodríguez y Emilio Centurión.

QUEJAS DIARIAS

Las quejas de los usuarios del sistema de estacionamiento aumentan todos los días. GEN recorrió durante un par de días las principales avenidas del centro sanlorenzano, lo que le permitió comprobar dos situa­ciones: los puntos de venta de tickets de estacionamiento no están bien señalizados y existe otro “sistema” que opera en la ciudad a la hora de hacer los controles. Uno que apunta directamente a “encepar” los automóviles y en muchos casos, utilizar la grúa para el cobro correspondiente de las multas.

El caso de la señora Montanía no esaislado. A diario ese tipo de situaciones se generan en las calles del microcentro de esta ciudad, pero ni la munici­palidad local ni los encargados de la empresa parecen estar de acuerdo con las quejas. Supues­tamente, SL Parking tiene 90 puntos de ventas. Lo que se puedo comprobar en las calles es la existencia de un “subsistema” de com­pra de boletas con los anterio­res “cuidacoches”, quienes com­pran los tickets y los revenden. Claro, el servicio tiene un canon mayor. El costo del ticket nor­mal es de G. 3.000, pero el ven­dedor callejero aumenta en G. 500 o más. Todos ganan, menos el ciudadano sanlorenzano.

Rosa Rodríguez tiene un pequeño local de ventas sobre la calle General Caballero y, hasta noviembre pasado, se dedicaba a cuidar autos. Desde la implementación del sistema de control de estacionamiento, Rosa encontró otra fuente de ingreso. Compra los tickets en cantidad y los revende a los automovilistas que estacionan cerca de su negocio. Como no hay puntos cercanos ni contro­ladores, a los conductores les resulta más fácil.

La situación de esta mujer expone de manera sencilla los errores del sistema, a pesar de que desde la empresa SL Parking aseguran que todo está bajo control. La oficina de esta firma está ubicada sobre la avenida Defensores del Chaco. Es un amplio local que tiene sus cubículos para atención al público y una oficina compar­tida, donde su gerente de ope­raciones, Emilio Centurión, atiende a la gente.

QUÉ DICE LA EMPRESA

Centurión, una remera verde mangas largas, un pantalón color caqui y unos zapatones enormes, respondió todas las preguntas casi como teniendo un guión bien apren­dido. Dijo, por ejemplo, que la empresa no estableció los por­centajes de ganancias, sino que la misma se adecuó a lo que establecía el pliego de bases y condiciones de la comuna local. SL Parking se queda con el 75% de las recaudaciones dia­rias, del estacionamiento y de las multas, y el porcentaje que sobra, el 25%, se queda para el municipio. “La empresa no obligó a establecer esos porcen­tajes”, reiteró.

Agregó que los únicos funcio­narios autorizados para san­cionar o poner los cepos son los autorizados por leyes y norma­tivas municipales; es decir, los agentes de la Policía Municipal de Tránsito (PMT) y los efec­tivos de la Policía Caminera. Sin embargo, los testimonios que se pueden encontrar en las calles dicen lo contrario.

En el caso de las multas, los montos varían. Si el infractor es reincidente, la cifra puede lle­gar hasta los G. 300 mil. Según Emilio, a diario la empresa SL Parking “encepa” un prome­dio de 30 autos. La recauda­ción es difícil de calcular, pero por lo bajo, teniendo como base un monto de G. 140 mil, lo que obtiene la empresa solamente en multa por cepo supera los G. 4 millones diarios. Esto, sin contar la recaudación normal y diaria por estacionamiento.

Silvia Villalba, Zully Benítez y Jesús Gómez.
Silvia Villalba, Zully Benítez y Jesús Gómez.

CONTRATO SIN LEERSE

Silvia Villalba, de la comisión “Defensores de San Lorenzo”, aseguró que el servicio que hace esta empresa es nulo, por­que ni siquiera cumple con el contrato. “En principio, el 77% de la recaudación iba a ser desti­nado a la empresa. Eso pudimos verificar y denunciar”,expuso.

La mujer señaló que el inten­dente sanlorenzano, Albino Ferrer, y varios concejales admitieron que no leyeron el contrato firmado con la firma SL Parking. La aprobación contó con los 12 concejales san­lorenzanos; después apenas tres se opusieron. Según Villalba, otro punto que amerita la anu­lación del contrato es que la empresa no cumplió con la ins­talación de un sistema infor­mático que supuestamente iba a facilitar el estacionamiento.

Zully Benítez trabaja hace 15 años como comerciante del mercado central. “Lo malo que encontramos de este supuesto estacionamiento controlado es que te secuestran elvehículo por dejar apenas 5 minutos estacionado, cuando dejaste ahí y fuiste a buscar el ticket”, lamentó y añadió que a “las autoridades no les importa que se solucione este tema”.

La comerciante manifestó que los funcionarios de la empresa no saben tratar con la gente y poner los cepos a los automó­viles; además, aseguró que la venta cayó para los comercios del mercado y se sigue generando un perjuicio grande para la actividad econó­mica dela ciudad.

PARAÍSO PARA LA COIMA

Jesús Gómez es un automovi­lista que tenía que hacer algu­nas gestiones en el centro san­lorenzano. Dijo que cuando llegó sobre la calle Cnel. Bogado estacionó su camioneta un rato y con la luz de stop, por­que su acompañante tenía que dejar un par de mercaderías en un negocio. Ni dos minutos pasaron cuando llegaron los empleados de SL Parking para “enceparlo” con él al volante.

“Me discutí con ellos, les dije que ya me iba, pero no querían saber nada. Les pedí que me hagan una boleta y me decían que teníamos que hablar. Entonces, les pregunté cómo se podía arreglar y me dijeron que mi multa era de G. 400 mil, no tuve otra que ofrecerles algo para arreglar. Finalmente, les di G. 200 mil y me dejaron libre”, contó Jesús.

Casos como el de Gómez se mul­tiplican. La agrupación “Defen­sores de San Lorenzo” realiza patrullas por algunas avenidas para evitar que la empresa siga poniendo cepos a los automóvi­les. La situación se va descon­trolando y en los últimos días ya se dieron casos de violencia. Mientras tanto, desde el muni­cipio sanlorenzano nadie da la cara. Los concejales que apro­baron el proyecto se hacen los desentendidos y el intendente local se muestra indiferente.

EL CONSORCIO

¿Pero quiénes son los que apa­recen detrás de este lucra­tivo negocio? SL Parking es la empresa que representa un consorcio formado por tres fir­mas: Estacionamiento Digital SA (EDSA), IT Net SA, y Cía. de Gestión, Administración y Fiscalización SA (CGAF). La escritura de creación de este consorcio está firmado por Arturo Joaquín Peralta Vierci y Enrique Catalino García Hulskamp. Peralta Vierci es el hermano del futuro ministro de la Sicom anunciado para el gobierno de Mario Abdo, Ale­jandro Peralta Vierci.

En diciembre del 2017 se ini­ció el sistema “piloto” de con­trol de estacionamiento, pero recién el 23 de enero de este año se hizo efectivo el contrato. En esa fecha, el intendente Ferrer, por la comuna local, y Enrique García Hulskamp, por el con­sorcio, estamparon la firma en el contrato. El convenio esta­blece que durante 5 años la empresatendrá que hacerse cargo del control tarifario del sistema de estacionamiento en San Lorenzo, con los porcen­tajes establecidos de 75% de ganancias para el consorcio y de 25% para el municipio sobre las recaudaciones.

El contrato contó con la apro­baciónde la Junta Municipal integrada por 12 concejales. Después de las airadas pro­testas de los comerciantes y automovilistas, tres conce­jales revisaron qué fue lo que aprobaron. Se trata deLilo Domínguez, Ignacio Brítez y Alcibiades Quiñónez, los úni­cos que hasta ahora muestran un tímido interés endenunciar este contrato.

Mientras, las intervenciones de los trabajadores de la firma SL Parking cada vez registran más violencia, ante la oposición de los vecinos y comerciantes, las autoridades sanlorenzanas parecen no reaccionar. Hace rato que a San Lorenzo la esta­cionaron en un bache.

Fuente: https://www.lanacion.com.py/pais_edicion_impresa/2018/07/16/la-trampa-que-se-convirtio-en-negocio-cepos-en-san-lorenzo/